¿Pasan nuestros hijos demasiado tiempo frente a la pantalla?

Una pregunta que nos hacemos constantemente los padres es: ¿ Qué impacto tiene la exposición de los niños a las pantallas


Jordan Saphiro, colaborador de la revista Forbes sugiere que el momento de preocuparse sobre ese impacto ya ha  pasado.

"Estamos en un punto en el que preocuparse acerca de la exposición a las pantallas es como si nos preocupáramos sobre la exposición a la agricultura, al saneamiento, a la palabra escrita ó a la electricidad," escribe Saphiro.

" la retórica acerca de la exposición a la pantalla que acompañaba a la televisión - cuando esta tecnología estaba emergiendo - ha dejado de ser relevante."

En su lugar, Saphiro sugiere que cada vez más investigaciones y expertos en paternidad tienen claro cuál es la clave: Para mitigar cualquiera riesgo para los niños, el tiempo responsable de exposición a las pantallas debe empezar con los padres.

"Una sobrecarga digital puede dañar el desarrollo social, emocional e intelectual de los niños" escribió recientemente Jane E. Brody para el New York Times. "Los niños pequeños aprenden con el ejemplo, a menudo copiando el comportamiento de los adultos. Veo frecuentemente niños en carritos ó a pie con padres ó cuidadores que están chateando ó mensajeándose con su smartphone en lugar de hablar con el niño del que están a cargo"

Cómo sufren los niños cuando sus padres son los que están pegados a las pantallas está aún en pleno debate,  pero las primeras investigaciones apuntan a que los niños aprenden muchísimo más con la interacción cara a cara. - algo difícil de conseguir cuando mamá ó papá revisan rápidamente el correo en medio de una conversación.

Saphiro incluso sostiene que los padres delegan demasiado control a los dispositivos en sí mismos - confiando los límites para los hijos a los software de control parental en lugar de modificar el comportamiento mediante la intervención paternal, lo cual sería tan fácil como, "¡¡ Hora de un poco de aire fresco, apagad todos los dispositivos!!" Cuando esa instrucción viene de un adulto en lugar de desde el propio dispositivo, los niños adquieren un comportamiento responsable en vez de irritarse cuando ven que su tablet se apaga repentinamente.

"Decirle a tus hijos que dejen de jugar a videojuegos no es en realidad prohibirles algo ó hacerles parar si no que se trata de la creación de esas voces (que nos dicen lo que hacer)." Escribió Saphiro. "Los padres ya no tienen que preocuparse sobre cuánto tiempo pasan sus hijos delante de una pantalla, pero sí deben preocuparse de cómo enseñar a sus hijos a vivir con ellas."

Artículo original aquí.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Post nuevo Post antiguo Home

Blogging tips